Blogger Template by Blogcrowds.

Escribir para Odradek

Tengo miedo ¿entendés? Me amenazaron. Ya se dieron cuenta de mi estrategia para conseguir fama a su costa, y tengo que ser cuidadoso. Es gente peligrosa ¿entendés? No andan con vueltas. Podés curtirles la mina, zarparles guita o vaciarles la heladera y no pasa nada. Pero por una coma mal puesta o un adverbio de más son capaces de cualquier cosa. Son unos sacados. Te mandan a matar de querusa sin ningún miramiento. No se bancan el talento ajeno. Eso pasa. Saben que soy un puto genio, un relámpago en la oscuridad, un diamante único, y no se lo bancan. Y las minas son las peores. La que saca fotitos me quería sacar en pelotas… “ni en pedo flaca”, le dije, “¿querés una foto mía? pagá como las demás”. El asunto es que me amenazaron. Se juntan en un bar pedorro a discutir. Que si la metáfora tal cosa, que si el sintagma tal otra, que si la noción de autor lo de más allá. Y tienen gente que les hace los encargos, no te vayas a creer. Ellos no se ensucian las manos, no señor. Para eso les pagan a unos monos grandotes que vienen y te dicen cosas como “¿Así que vos sos el que puso “puto” y “mierda” en el cuentito ése? ¿No sabés que ese estilo es el estilo de fulano?” Y ahí despedite de tres o cuatro dientes, por abajo de las patas. Y eso si no tuviste la pésima idea de poner “pija” o “leche” en lugar de “mi enhiesta espada” o “el mar de mis jugos”, porque entonces podés estar seguro de pasar al menos un mes en el hospital. Te digo, es gente peligrosa. Y el Gómez ese... es el más pesado de todos. Es cinturón negro de Lacan. Te estrangula con un nudo borromeo con la misma ligereza con la que se tira pedos, ¿entendés? Por eso tengo miedo.

Adrián Drut

Este blog se mantiene con escritores de la Revista Odradek

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal