Blogger Template by Blogcrowds.

¿El tiempo será una magnitud o una magnanimidad?

Quién entiende el tiempo. La idea básica acerca del origen y del destino del tiempo puede ser enunciada sin conocimiento de ningún tipo, ni matemático, ni físico, ni ideológico, cualquier persona sin educación científica juzga que entiende el tiempo. El tiempo es esto que pasa, o aquello que pasó o lo que pasará y así.
Para los científicos, la unicidad no existe como posibilidad, el tiempo puede ser una partícula, dentro de una línea temporal, y como las fuerzas físicas afectan a las partículas, entonces el tiempo no es esto, y así, acá, es un conjunto de partículas que forman esa línea.
Y si la línea es el conjunto de partículas que conforman un plano, así, acá y allá, el tiempo parece más bien un invento filósofo en una noche de mal sueño.
De repente Osqui Bertea, en el número 31 de la revista Odradek, propone que el tiempo no es nada que la física pueda explicar, está armado de palabras que pueden trastornar y meternos en un embrollo en lo que todo es así, acá, allá y de otro modo, dice: sustancia, pasado, líquido y convulsionado, y nos introdujo en un laberinto, si leemos al revés, aire, presente, recuerdos y después, y nos absorbió así, acá, allá, de otro modo y al revés.
En “Océano del tiempo”, el texto de Osqui Bertea, es así, acá, allá, de otro modo, al revés y turbio, como el mar, como el Gato de Schrödinger puede estar vivo en un universo y muerto en otro.
Si tenés intención de leerlo y no lo encontrases en la revista, tocá la puerta que dice MDS, y esperá que Vanesa Pafundo te conteste: subí.





Este blog se mantiene con escritores de la Revista Odradek

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal