Blogger Template by Blogcrowds.

Algunos mensajes que vienen desde tiempos que mi memoria no registra por no haber vivido en ellos, o al menos finjo no recordarlos, me causan curiosidad, porque si algo hace el tiempo es transformar todo en un anacronismo.
A pesar de ello, hay alguna que otra cosa que sobreviven por puro espíritu de contradicción y ni el tiempo puede demoler, frases que son siempre vigentes, creo que porque vienen impresos en el adn de las personas y se conecta de alguna manera invisible con el deseo biológico.
Una de ellas es el deseo típico de toda pareja que se inicia, a esperar, recibir o escuchar ciertas frases típicas, que provienen de diferentes fuentes, de los parientes, de los desconocidos que llenan el silencio en los ascensores, de los amigos solteros, de los casados, de la mamá, de la suegra, en fin, de todos, incluyendo una misma.
Con una intuición, que ya no puede ser casual Yanina Bouche toma esa pequeña frase que encarna grandes cosas y revierte el uso y significado con una visión que, a mi al menos, me asusta.
Me da miedo Yanina Bouche y su texto “Hay que tener dos”, del número 31 en Odradek, no sé, no me animé a recomendar a mayores de 31, estoy consultando con gente que de eso sabe, y quizás haya una posibilidad de leerlo en grupos, tal vez de autoayuda.
Literalmente leí en voz alta hoy mismo, ese texto, y la reacción fue tan variopinta como lo esperaba, pero el resultado está cerca de asemejarse al que yo expresé: nos da miedo Yanina Bouche. Es una "mostra", dijo alquien que prefiere quedar en el anonimato.
No quiero adelantar nada, pero aconsejo a los lectores de Odradek, dejar ese plato fuerte para el final.




Este blog se mantiene con escritores de la Revista Odradek

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal